News

Latest Podcasting News

005 Pensando cómo poner en marcha una startup

Si te parece bien, quizás la mejor manera de iniciar este podcast sería haciendo una breve definición de lo que denominamos una start up o quizás mejor explicar las diferencias entre una startup y una empresa digámosle, tradicional no?

Bueno pues yo creo que la gran diferencia entre una start up y una empresa tradicional diría que son los objetivos con los que se crean cada una de ellas. Mientras que una empresa se crea con el objetivo de ser rentable y generar beneficios a corto o medio plazo para finalmente llegar a ser una gran empresa, la finalidad de una startup es la de crear un producto innovador y diferencial al resto que consiga convencer a un inversor del potencial que tiene este producto y de cómo puede ayudar a solventar un problema que actualmente puede estar existiendo en la sociedad. Por lo tanto, por lo general, una empresa siempre se crea dentro de un mismo sector ya existente mientras que una startup se focaliza en una nueva idea o producto.

Quizás otra gran diferencia de las start up son las metodologías que se llevan a cabo para el desarrollo del producto. El más habitual es el Lean Startup, que su finalidad no es otra que la de ahorrar dinero y tiempo desarrollando un producto mínimo viable para lanzarlo al mercado, medir los resultados del lanzamiento y luego el mismo mercado te da la información necesaria para saber si debes pivotar tu idea o mantenerla.

De todas maneras, el tema metodologías da para hablar mucho y es un tema que a Jordi y a mi nos gusta mucho y que hablaremos con más detalle en otros capítulos.

Bien, volviendo al tema principal del podcast de como montar una start up. Pues bien, el primer paso obviamente sería tener definida una buena idea innovadora de negocio y ver de qué manera es distinta a la de los competidores, por lo que aquí ya existe una tarea de estudiar cómo lo están haciendo otros players y buscar ese factor diferencial que te hará ir un paso más allá que ellos. Por otro lado también hay que realizar un exhaustivo estudio del mercado para determinar que problema o que necesidad resolverá nuestro producto o nuestra idea, es decir, acortará el tiempo para que la gente haga algo más rápido? Facilitará el encontrar alguna cosa?

Al fin y al cabo, para que los usuarios acaben decidiendo hacer uso de nuestro producto dirigirse a un problema, a una necesidad o a un deseo

La idea es un punto importante aunque no el MÁS importante o almenos no es la clave para que una startup tenga éxito o no. Se dice que la idea de negocio es un 5% del éxito de una start up y creo que hay mucha razón en este concepto. Lo más importante es disponer de un equipo multidisciplinar y formado por los perfiles básicos según la finalidad de la startup. Por ejemplo, si la idea es montar una ecommerce, sin duda la figura del desarrollador será clave para llevar a cabo el proyecto, pero también un especialista en marketing digital que genere tráfico y ventas en esta ecommerce. Siguiendo con el mismo caso, sería un error añadir a un comercial, por lo tanto el perfil de los socios fundadores es esencial y no aquello de a quien se le ha ocurrido la idea sino de ser capaces de juntar las piezas y los talentos para que el producto tenga éxito.

Una vez se tiene la idea y se ha escogido al equipo correcto, hay que ver la manera en que se financiará el proyecto. En una startup hay dos formas de crecer, o bien se hace despacio con tus propios recursos, o bien recurres a la inversión de terceros. En el primer caso, pese a crecer de una manera más lenta, tienes la seguridad de que dispones del control de la compañía, mientras que en el segundo caso, al haber recibido una inyección de capital, se ganará dinero más rápido y la idea será puesta en marcha más rápida, pero hay que tener muy en cuenta a los inversores a la hora de tomar decisiones de la empresa, aunque eso no siempre es un factor negativo. Normalmente los inversores disponen de una visión y una experiencia de negocio que en muchos casos los socios fundadores no tienen y es una ventaja disponer de la esta opinión externa y profesional.

Decidamos recurrir a un inversor o no, es imprescindible desarrollar un pitch desk. Es el elemento que nos ayudará a vender nuestro producto a un inversor pero también será muy útil para presentarla a colaboradores, proveedores, clientes o gente cercana. Este elemento debe estar muy bien construido y debe de incluir los puntos clave del negocio, por que el 80% de los descartes de un inversor, viene dado por no haberlo realizado correctamente.

Este pitch debe incluir:

  • Concepto: Dejar muy claro que es lo que vamos a hacer. Hablar de ello al principio ayudará que conceptualmente se entienda el producto
  • En segundo lugar lo que comentábamos antes, el problema. En este punto hay que dejar muy claro qué necesidad resuelves al cliente y porque van a estar dispuestos a pagar por tu producto
  • Después del problema, indicamos qué solución aporta nuestro producto a la necesitad que hemos comentado.
  • Bien, por otro lado, el modelo de negocio, es decir, de qué manera vamos a ganar dinero dando solución a este problema. Aquí podemos indicar la escalabilidad, el precio o la previsión de ingresos de cara a los próximos años.
  • Es importante reflejar un estudio de mercado y del potencial de la gente que puede tener este problema, además del típico análisis de la competencia, no únicamente para saber que players son los más importantes, sino para posicionarlos en el mercado.
  • También deberemos hablar del marketing y de qué acciones realizaremos para captar usuarios y clientes

Una vez llegados al punto de disponer de todos los ingredientes para llevar a cabo nuestra startup, ya podemos iniciar todos los temas legales y de constitución, como por ejemplo el registro del nombre o de la marca en el registro mercantil, abrir la cuenta bancaria y aportar el capital para la constitución.

En este momento, contamos de una idea, de un equipo, de una financiación, de un producto o servicio desarrollado y puesto al alcance de nuestro público objetivo, por lo que sólo nos quedará, seguir siendo creativos, ser constantes y no tirar la toalla al mínimo problema, saber pivotar después de una oportunidad o amenaza, no perder la ilusión, tener ganas de afrontar grandes problemas con grandes soluciones y por último, tener bien claro que tus jornadas laborales serán largas, pero que si todos los anteriores puntos se aplican, estas jornadas pasarán muy rápidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top